España es el tercer país de Europa con más pleitos

El número de litigios es señal de la frecuencia de conflictos entre empresas y ciudadanos. España está bien situada en tiempos de respuesta de los tribunales en primera y segunda instancia.

La tasa de litigación disminuye cuando la regulación normativa de un país es más clara.

Los asuntos en los tribunales crecieron fuertemente durante la recesión en los países analizados.

El tiempo de respuesta en España es razonable respecto a países de nuestro entorno.

Los países dedican la mayor parte de su presupuesto de Justicia al pago de salarios.

El informe desmitifica la especialización de jueces y tribunales por materias.

(Ver artículo original)